martes, 25 de marzo de 2014

Reseña | El nombre del viento



«Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron». En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe. Su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años viviendo como un ladrón en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando. Atípica, profunda y sincera, «El nombre del viento» es una novela de aventuras, de misterio, de amistad, de amor, de magia y de superación, escrita con la mano de un poeta y que ha deslumbrado -por su originalidad y la maestría con que está narrada- a todos los que la han leído. Esta historia continúa con «El temor de un hombre sabio».


Quiero empezar esta reseña admitiendo que mis expectativas para este libro eran muy altas y que había esperado bastante para comprarlo, por lo cual se pueden imagninar mi emoción la primera vez que me senté a leerlo. Había leído maravillas, una de mis amigas lectras sólo decía cosas buenas del libro, la sinopsis me era súper intrigante, además todo el tiempo que había esperado para comprarlo (estab ahorrando para otra cosa, pero decidí hacerme una excepción), había gente que decía que era mejor que la saga de "El legado" (que si me leen hace un tiempo, saben que me encanta)  y cuantas cosas, que se puedan imaginar, que hicieron que el libro tenga una pinta deliciosa.

En fin, como les decía, cuando me senté a empezar a leer el libro desbordaba de emoción. Había aprovechado que estaba sola en casa y tenía todo el silencio y tranquilidad del mundo. Ahora bien, eso fue el antes del libro, ahora voy a comentarle lo que sucedió después y a medida que lo iba leyendo.

"El nombre del viento" es la historia de Kvothe un personaje legendario del que poco se sabe más allá de rumores e historias de posadas y tabernas. Nadie sabe su paradero y por eso algunos creen que ha muerto, pero ellos se equivocan. Un escribano que se hace llamar "Cronista" decide salir en busca de respuesta y de la verdadera historia detrás de este misterioso personaje. En su viaje, luego de que unos oficiales le despojaran de la mayor pare de sus pertenencias, decide se acerca a un fuego donde se encuentra con Kote, un posadero con una interesante historia. Desde allí, Cronista acompaña a Kote a la posada y, aunque sientan que les spoileado la mitad del libro, no he hecho más que contarles el comienzo de la historia.

Bien, ahora,  como le dije empecé este libro con mis expectativas por el cielo, y eso tal vez me hizo ser un poco más exigente con el libro. Por ejemplo, al comenzar a leer, el autor nos intruce de lleno en su mundo, cosa que me tomó desprevenida y me causo confución tal que quería bajar el libro. De cualquier forma, intenté seguir leyendo pero se me volvió casi imposible. Esa fue la primera vez de otras tantas que baje el libro sin haber leído la cantidad de páginas que quería.

Admito que tarde siglos en leer este libro y daré mis razones:

El autor encierra demasiadas historias dentro de un libro, que es en parte malo y parte bueno. Me explico, últimamente me volví una lectora casual, no tengo horarios de lectura, ni días libres, por lo que aprovecho a leer cuando me siento de humor para dejar todo de lado y leer. En el caso de este libro, si uno hace eso, puede perder el hilo de la historia y no estender ni lo más mínimo de lo que está leyendo, lo cuál no te incita a seguir la lectura puesto que no tienes las típicas dudas de qué pasará (esta es otra de las razones por la cual he tardado tanto en terminarlo). Por otra parte, admito que admiro al autor por poder enlazar tantas historias y poder controlarlas de tal modo que todasse unan perfectamente a las demás. Es muy dificil de por sí tener tres historias en un solo libro y la cantidad de historia que te encuentras en "El nombre del viento" es mayor.

Otra cosa que quiero destacar del autor, que a pesar de no llamarme mucho la atención con su prosa, las primeras millones de veces que intenté continuar con la lectura, al final que atrapó por completo y no pude soltar el libro hasta terminar de leer las doscientas páginas que me quedaban.

Con respecto a los personajes, no voy a hablar en esta reseña ya que mucho de ellos se van descubriendo y mostrandose de a poco en la historia, y quiero dejarles la oportunidad de conocerlo por ustedes mismos.

En resumen, no cumplió mis expectativas, y no creo que ningún libro pudiese cumplirlas de cualquier forma. Por el resto, no me ha fascinado, pero sí me ha gustado lo suficiente y me ha dejado con ganas de saber qué es lo que pasa, como para querer leer el siguiente.

Bien criaturas, eso es todo por ahora. Les deseo muy buenas lecturas. Bye bye.

1 comentario:

Recuerda, comentar es expresar tu opinión através de un teclado y expandirla por miles de pantallas. ¿Quieres hacerlo? Genial, solo recuerda respertar a la administradora y al resto de las opiniones. Muchísimas gracias.