martes, 1 de abril de 2014

Reseña | Dos velas para el diablo




La vida de Cat acaba de dar un giro total... su padre ha muerto y ella va a situarse en el epicentro de una batalla tan singular como eterna: la lucha entre ángeles y demonios. La joven deberá cumplir una ansiada misión: vengar a su padre. ¿Habrá, al fin, un claro vencedor en esta feroz lucha? ¿Hasta dónde llegará el poder de la venganza? Novela de aventuras que muestra valores familiares y éticos, escrita magistralmente por la autora de Memorias de Idhún.



Okay, antes que nada quiero decir que sólo tome el libro porque tenía el nombre de la autora y por lo tanto no sabía de que trataba hasta que me senté a leer. Dicho eso, comencemos.

Cat es una adolescente de dieciséis años que quiere vengar la muerte de su padre. Una tarde, cuando Cat y su padre pararon en una estación de servicios, a la mitad de un viaje, el padre de nuestra protagonista es asesinado. Cat, tenía sospechas, y no es por nada ya ella vive en un mundo junto con ángeles y demonios y su padre pertenecia a los primeros. Sin pensarlo mucho, tomó la espada de su padre y salió corriendo prometiédose que vengaría su muerte.

Cuando después de contactar a su único amigo Jotapé y a un ángel conocido de su padre, decide que lo mejor sería interceptar a un demonio y extraerle cuanta información le sea posible. Así es como conoce a Angelo, un demonio que Cat encuentra y acorrala en un Pub.

Ese es el comienzo de nuestra historia. Voy a admitir que cuando me entenré que trataba sobre ángeles y demonios me desilusioné un poco, ya que esos temas religioso no van conmigo. Pero, Laura sabe como mantenerme pegada a sus libros y no querer soltarlos a menos que hay una apocalipsis zombie de por medio.

Gallego es de mis autoras favoritas, con este, he leído seis libros de su autoría y me han fascinado todos y cada uno de ellos. Por lo general me enamoro de sus protagonistas y me siento identificado con ellos, también logra hacerme reír, llorar y enojarme de un segundo al otro y eso me impresiona.

En este caso, sin embargo, hubo algo que se dió diferente. Los protagonistas.

Cat es una chica de mi edad que siempre estuvo sumergida e influenciada en el mundo angelical que su padre le ha decidido compartir y por eso entiendo su odio hacia los demonios, pero han habido veces que su odio era irracional y me fastidiaba un poco que estuviese tan ciega por esa la simple razón de que se tratara de demonios (aunque eso es parte de la historia y sin ese odio irracional de Cat, no hubiesemos tenido los mismos resultado). También quiero destacar lo necia y obstinada que ha llegado a ser a veces, pero si debo ser honesta, en ese punto hubo veces que aunque me me dijese "Cat, cállate un poco, no seas tonta¨por dentro mio oensaba "yo actuaría de la misma manera".

Por otro lado tenemos a Angelo, que si debia ser el típico personaje que me fastidiara, lo siento pero sentí más empatía que otra cosa. Con Cat hablándole y reclamandole cosas las casi veinticuatro horas del día, juro que me comportaría así, aunque no con tanta paciencia. En fin, es un buen personaje masculino, aunque me da pena no haberlo conocido un poco más a fondo, o eso siento.

Si algo quiero resaltar, es el final. Maldigo el día en que a Gallego le dieron la posibilidad de terminar laguno de sus libros. Todos tienen esos finales tan característicos de ella (gente que le leyó en más de un libro puede entenderme) y que me dejan con la garganta seca y hecha un nudo, lágrimas floreciendo de mis ojos, pero aún así, sastifecha. Y es que, a pesar que uno susurre que por favor no termine como todo indica que lo va a hacer, no funciona, y aun así, Laura se las ingenia para darnos esa pequeña palmada en la espalda que nos deja con una pequeña esperanza.

Si me preguntase si recomendaría este libro, creo que no respondería que sí, la primera razón es que al no ser tan conocidos, siento que existe un vínculo especial entre la autora y yo, lo que es hermoso, pero al mismo tiempo significa terminar el libro y no tener con quien expresar tus sentimientos (en plan: bien, solo quedo yo y mis sentimientos *mirando al horizonte, sólo*). Tampoco podría decir que lo recomendaría ya que la gente que no está relacionado con las historias de Gallego, no podría apreciar este libro y se enojaría con el final, también ocurriría que se llevaría un chasco esperando ángeles y demonios súper sexies intentando seducir a nuestra protagonista, cuando en realidad nada de eso sucede.

Por el resto, la idea es genial y todo está muy bien hilado, auuuunque he notado algunas cosas sueltas por ahí pero no me quejo ya no tienen demasiada relevancia para la historia. También quiero aclarar, que como todas las obras de esta autoria, estoy enamorada de ella y espero hacerle una re-lectura porque de verdad me encantan sus historias y siempre me dejan algo. En fin, por si no quedó claro esta reseña es muy positiva y si les gusta Laura, ¡leanlo! y si no les gusta Laura, anímense a leer algo de ella, aunque no recomiendo este libro para ser el primero, introduzcanse en el mundo de la autora y luego denle una oportunidad.



Bien criaturas, eso es todo por ahora. Les deseo muy buenas lecturas. Bye bye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda, comentar es expresar tu opinión através de un teclado y expandirla por miles de pantallas. ¿Quieres hacerlo? Genial, solo recuerda respertar a la administradora y al resto de las opiniones. Muchísimas gracias.