martes, 5 de agosto de 2014

Reseña | Ladrona de libros



  Érase una vez un pueblo donde las noches eras largas y la muerte contaba su propia historia. En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con estas palabras se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.

  Le tenía muchas ganas a este libro, ya que la historia mundial me encanta y, por sobre todo, las Guerras Mundiales me parecen muy interesantes. Pretendía leerlo antes de que saliese la película pero de hecho, adquirí el libro poco después de que esta fuese lanzada y lo terminé de leer hace unas semanas. Mision Failed. En fin, tarde mucho en leer este libro y es que mi rapidez de lectura disminuyó mucho durante el año 2013, por lo que me cuesta retomar el hábito de sentarme y leer cien páginas de un tirón. Igualmente, a pesar de serme insufrible avanzar tan lento, disfrute mucho de esta lectura.

  Nuestra protagonista se llama Liesel Meminger. Es una jovencita que, ni bien comenzado el libro, presencia la muerte de su hermanito menor y es dejada -"abandonada"- por su madre en la residencia de los Hubermann para que Rosa y Hans cuiden de ella.
  Allí, Liesel crea un gran vínculo con su padre adpotivo, Hans Hubermann, quién le enseña a la niña a leer y le abre las puertas al mundo de las palabras. Conoce a Rudy Steiner, vecino de la familia, quién pasa a ser el mejor amigo de Liesel, junto a él vivirá muchas aventuras y pasará el tiempo libre.

  En cuanto a los personajes, tenemos varios y si no prestas un poco de atención, te encontrarás a mitad del libro sin saber quienes son la mitad de ellos. De igual manera, me pareció muy interesante el perfil de cada uno de ellos y después de algunas páginas puede tomarles cariño u odio. Personalmente, considero que esto sucede cuando se tiene las personalidades, de cada personaje, bien estructurada, por lo que en conclusión, en cuanto a ellos, creo que se ha hecho un muy buen trabajo, ya que aunque algunos no aparecían más que en diez páginas, ya tenías un punto de vista sobre estos.

  El tema de la Alemania nazi está muy bien trabajado. No es como las historias, mayormente juveniles, actuales en las que sólo se toma como punto en la historia y no relacionan la historia con ningún punto importante del hecho histórico, o que sólo lo nombrar para agregar tensión al momento. En este caso, tenemos la presencia de la Alemania nazi constantemente y varios problemas y situaciones de los protagonistas se ve afecta por esta.

  Como dije antes, se me hizo muy lenta la lectura porque mi ritmo ha disminuido, pero también hay que tener en cuenta que, a pesar de que el orden en que la historia se cuenta ayuda al lector a que avance ágil y ligero, hay punto en los que se requiere más asimilación y eso nos vuelve más lenta la lectura. De  todos modos, no es algo que nos haga pesada la historia, como sucede en otros libros,

  Una cosa que me llevo de este libro, por seguro, son las frases y valores que enseña. En serio, no puedo más que expresar la belleza que encuentro en algunas de las frases de esta historia y si bien, en las últimas páginas las cosas se ponen un poco trágicas (Recomendación: leer lejos de cualquier ser vivo, sentado en un rincón medio oscuro, con una caja de pañuelos al lado), hay momentos en que todos esos sentimientos se demuestran de una manera casi real. Soy una persona sensible, lo dije billones de veces, pero este autor transmite los sentimientos de una manera increíble, que es con simple palabras.

  Con respecto al final, no creo que deba aclarar que terminé con los ojos rojos, abrazando el libro. Un final excelente para un libro excelente, en mi opinión, porque a pesar de no ser todo de color de rosas, y tal vez de no haberme gustado, siento que es el final para esta historia.

  Concluyendo, lean este libro. Les guste o no la Historia, les interese o no la época de las Guerras Mundiales. Eso sí, intenten estar relacionados con el tema, porque si no conocen las palabras relacionadas a los conflictos de esos años, su lectura se puede volver lenta y muy difícil de comprender. Y sí, ya sé que es un tema que se da en la escuela, pero no se da hasta tercer o cuarto año de secundaria, por lo que aconsejo investigar si aún no se tiene el conocimiento sobre el tema.


Bien criaturas, eso es todo por ahora. Les deseo muy buenas lecturas. Bye bye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda, comentar es expresar tu opinión através de un teclado y expandirla por miles de pantallas. ¿Quieres hacerlo? Genial, solo recuerda respertar a la administradora y al resto de las opiniones. Muchísimas gracias.