sábado, 3 de diciembre de 2011

Disney: Alicia en el país de las maravillas



Basado en la película
Alicia Kingleigh está a punto de redescubrir un secreto fantástico...
Debajo de nuestro mundo hay un lugar donde un sombrerero loco comparte té con liebres y lirones: una reina disfruta ejerciendo la tiranía, mientras bestias terribles y felinos que se desvanecen rondan el reino. Hay una forma de entrar a este mundo, y una joven de nombre Alicia la ha descubierto. Acompáñala mientras atraviesa la madriguera de conejo que la llevará a ese lugar, llamado Underland.



Pues empecemos con la idea de que yo ya había visto la película. La gente que me conoce sabrá que si veo la película de un libro, es muy probable que el libro no lo lea. Este caso es una excepción, ya que hace unos días (cuando no tenía libros por leer, ni ganas de estudiar más) recordé que en el 2010 mi tía abuela (que sí, sigue viviendo) me regalo este libro, que no había leído por la causa dada anteriormente, y se me ocurrió leerlo.

Debo decir, que desde que me senté y comencé no pude soltarlo. La historia, por más que la conociera, me volvió a sorprender. Volvió a encantarme, a atraparme y no soltarme hasta su final. Me hace creer cosas que no son ciertas y luego me entero de todo. Que me conmovió y me fastidió. Que me dejo sonrisas y lágrimas secas en el rostro.

Los personajes son los mismo, sólo que en vez de encontrarnos con una bonita Alicia de pequeña, tenemos a una madura Alicia de 20 años. Por eso la historia tiene otro gusto, y pierde un poco de lo que es la verdadera "Alicia en el país de las maravillas". Sin embargo, eso da la posibilidad de que Alicia tenga una relación más cercana con el Sombrerero, una diferente a la que tiene el la otra historia.

No quiero decir que una me gusta más que la otra, y lo cierto es que me gustan las dos. Son tan diferentes, por más que cuenten la misma historia. Al principio del mi lectura creí que esta nueva Alicia no me iba a agradar (se quejaba demasiado, no creía en Underland y se sentía insegura), pero a medida que la historia se va desarrollando me comienza a gustar cada vez más.

Mi personaje favorito es el gato sonriente (ya sé que muchos se preguntarán por qué no me gustan Alicia o el sombrerero pero es que verdaderamente este gato me fascina), la forma en que desparece y esa sonrisota me encantan. La elegancia que tiene, su forma de hablar, todo me cautiva. Es sarcástico, misterioso, todo lo dice en acertijos. Simplemente es un hermoso personaje.

Si me preguntarás si quisiera volver a ver la película o releer el libro, sinceramente te contestaría que sí. Porque por más que no sean la historia original, están basada en ella y logran hacerlo (osea basarse en ella) de una manera más divertida, triste. En este caso se muestra a Alicia como una mujer madura, que tiene toda una vida por delante.

El principio y el final de la historia me encantaron. Otra cosa que me gustó (que me gusta de la historia, ya sea la verdadera o esta) es cuando Alicia dice: "Siempre podrás pintar las rosas de rojo". (escena en que los suplentes de la reina plantas rosas blancas en vez de rojas o en esta cuando la madre de Hamish se queja por lo mismo.)

En resumen es una bellísima historia (sea cual sea la versión y medio por el cuál la puedas disfrutar). Un clásico para todas las edades, una historia duradera que siempre va a gustar.

2 comentarios:

  1. Si te confieso, a mi me da un poquito de miedo el gato xD y en general la película no me gusta (soy rara, i know)
    Pero bueno XDD
    un besito^^

    ResponderEliminar
  2. Sí, es cierto que da miedo, pero eso es lo que me gusta del gato. Y no sos rara, solo tenés una opinión diferente. Gracias por comentar. Besito

    ResponderEliminar

Recuerda, comentar es expresar tu opinión através de un teclado y expandirla por miles de pantallas. ¿Quieres hacerlo? Genial, solo recuerda respertar a la administradora y al resto de las opiniones. Muchísimas gracias.