domingo, 11 de diciembre de 2011

Lorem Ipsum II

Todo comenzó en Julio de este año. Yo era la típica chica sobresalientemente inteligente, creativa y aplicada. La típica multialumna, la preferida de los profesores pero también la típica chica popular, bella y adinerada. Poseía unos grandes ojos color ámbar y cabellera castaña con reflejos anaranjados, que se tornaban completamente rojos cuando la llama nacía en mi (cosa que odiaba porque mis ojos rojos asustaban y mi cabello anaranjado parecía fuego).
Recuerdo aún completamente, por la misteriosa violencia del episodio, la primera vez que los destellos rojos salieron de mis manos (o algo de él). Había salido a pasear con Preston. Yo sabía que le gustaba y quise darle una oportunidad.
Dinna, su ex-novia, aún estaba enojada con él por haberla dejado meses atrás y se había obstinado con que si ella no podía ser su novia, ninguna podía.
Estábamos caminando tranquilamente con Preston, Dinna apareció frente a mi con un helado de frutilla con chocolate y simuló tropezar al mismo tiempo que embarraba el helado en mi nuevo vestido blanco. Luego, entre risas, tomó la servilleta sucia y desparramó aún más el helado, mientras que decía: -Lo siento, fui muy torpe.-
En aquel entonces (y ahora también) yo era una persona tolerable. Tomé sus manos y las alejé de mi vestido, mire a Preston y le dije: -Iré a limpiarme.- Luego caminé tranquilamente hacia el bebedero más cercano mientras que sacaba el pañuelo de seda de mi bolso. Oí la risa de Dinna mientras habría la canilla. En un segundo, el agua ya había mojado todo mi cuerpo. Cuando logré cerrarla, noté una bandita elástica enganchada en ella. Voltee, aún si perder el orgullo, sin importar que ahora todo el mundo se me reía pero Dinna puso un pie en mi camino y caí sobre el pasto mojado y el barro que se había formado.
Levanté la vista y vi a Zack, mi mejor amigo, que me miraba con decepción. Lo había olvidado, la reunión para la universidad. Faltaban solo minutos para que comenzara y yo no estaba presentable. Me tendió una mano e intento levantarme pero mientras lo hacia, Dinna me golpeo disimuladamente y resbalé, empujando conmigo a Zack. Ahora sí que no podríamos asistir. Zack se levantó y se fue sin decir una palabra. Ahora la gente se había amontonado cerca de mi y hasta Preston se reía de la situación. Pero nada de eso me molestó, nada excepto la actitud de Dinna. Hacia meses que se comportaba de una manera desconsiderada conmigo, siempre tenía escusa para desquitarse conmigo. Y yo ya la había tolerado lo suficiente.
Un nuevo sentimiento nació en mi, una llama ardía en mi interior, supe que eso debía ser furia. Comencé a sentir un calor abrasador en todo mi cuerpo, especialmente mis manos. Tome a Dinna del hombro y la arrastre, literalmente, hasta mi auto estacionado a pocos pasos de allí. Luego solo conducía, la furia me embriagaba y me seducía a hacerles cosas horribles a Dinna. La razón no pudo con la furia, y la perdí por ese momento. Cuando detuve el auto, estábamos en un callejón sin salida. Baje del auto, tome por los pelos a mi acompañante y la saque de un tirón. Luego la lance a la otra punta. Sorprendentemente, con tanta fuerza que llegó a la pared golpeándose con la espalda.
Podía sentir el calor ahogarme, ahora con más fuerza y ferocidad ardía en mi; la furia seguía haciendo de las suyas; mi razón seguía escondida, temiendo de mi nueva yo. Sentí como mis manos ardían y pude sentir, también, como la llama comenzaba a surgir.
Luego de eso no recuerdo nada. Nada, hasta que desperté. Yo me hallaba parada a metros de Dinna, que estaba tirada en el suelo con graves quemaduras de tercer grado por todo su cuerpo. Recuerdo cómo me horrorice cuando vi su cara, que ya nada tenía de cara. Al rojo vivo y palpitante, sus pupilas entre abiertas, cortes. Me sorprendió no haberme desmayado ahí, en cambió, caí al suelo y rompí a llorar, temiendo lo peor. Temiendo por su vida, sin saber que había sucedido. Yo era la culpable.

2 comentarios:

  1. Oooooooh, con cada capítulo nuevo me dejás peor que antes eh! Me encanta esta chica :3 parece que tiene una personalidad muy fuerte.
    Jajaj ojalá yo pudiera hacer lo que ella hizo(?) Ok, no XD

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, gracias Cande. ¿Tú crees? Yo no la veía de la misma forma, pero ahora que lo dices...
    Pues, en cualquier momento cae otro capítulo, para que puedas saciar tus dudas.
    ¿Hacer lo que ella hizo? ¿Qué pretendes Cande? Jajaja, bueno esperemos que no sea así, porque mientras que escribía el estado de Dinna se me revolvia el estómago.
    Besos, gracias por seguir las historias.
    Calidas lecturas.

    ResponderEliminar

Recuerda, comentar es expresar tu opinión através de un teclado y expandirla por miles de pantallas. ¿Quieres hacerlo? Genial, solo recuerda respertar a la administradora y al resto de las opiniones. Muchísimas gracias.